¿Os habéis parado a pensar que toda publicidad toca la “patata” cuando busca un buen concepto?

Me considero fan número uno de la publicidad de Coca-Cola, porque siempre utiliza la FELICIDAD como hilo argumental en sus anuncios, consiguiendo que los retengamos en nuestra memoria y nos generen emociones positivas.

Seguro que recordáis algún anuncio de Coca-Cola en el que se os ha escapado una sonrisa, habéis tenido un buen recuerdo o incluso se os han puesto los pelos de punta…

Además admiro la sencillez y naturalidad con la que tratan los temas. Precisamente es la sencillez lo que siempre se intenta poner en práctica en el diseño y en la publicidad, donde continuamente intentamos ir más allá para lograr sorprender.

Me siento identificada con los publicistas que están detrás de todas las campañas de Coca-Cola; me doy cuenta de que la famosa frase de “MENOS ES MÁS” de Ludwig Mies van der Rohe (referente arquitecto y diseñador industrial de la Bauhaus), describe perfectamente el lenguaje universal de cualquier público: conseguir llegar a todos, transmitiendo los mensajes de forma fácil y directa.

También debo decir que detrás de una idea “fácil” siempre está la vuelta de tuerca y el trabajo duro para conseguir estos resultados. Incluso los trabajos más “sencillos”, aquellos en los que el concepto está más simplificado se esconde detrás todo un trabajo de investigación y desarrollo.

Desde mi punto de vista, creo que en la sencillez está el gusto, ¿y vosotros qué pensáis?

Os dejo un anuncio publicitario de Coca-Cola, me parece magnífico…