Una de las definiciones de la palabra involución según la RAE es: Detención y retroceso de una evolución biológica, política, cultural, económica, etc.

Se supone que la humanidad ha hecho justo lo contrario… evolucionar. En la prehistoria, nuestros antepasados vivían en cuevas, las cuevas se convirtieron en chozas, las chozas en poblados y los poblados en ciudades. Hoy, las ciudades son sitios donde convivimos, compartimos y formamos una sociedad. Hay sanidad, hay educación, hay carreteras, hay prevención, hay protección, hay diversión, etc., pero todo ello gracias a nuestro apoyo y sacrificio.

No es mi intención defender el sistema, porque no creo que sea del todo correcto, o por lo menos del todo justo. Lo que sí es una realidad es que está en cada uno de nosotros decidir si queremos seguir con este sistema o cambiarlo.

A mi no me gustan los políticos corruptos, en mi opinión es algo que debería exterminarse con penas más duras y ejemplares. Echarle la culpa a ellos es lo más fácil, pero ¿qué hay de nosotros? Cada individuo debe aportar su granito de arena y así, todo esto funcionaría mejor. Y ya no es que deba aportar, es que quiero aportar. Quiero que nuestros hijos tengan futuro, que tengan educación, sanidad, carreteras, diversión, justicia…

Soy empresario, tengo empleadas y pago mis impuestos. Todo al corriente de pago. Gracias a nuestro esfuerzo diario tenemos trabajo, mucho trabajo, y nadie nos regala nada; todo ello en una época en la que todo cuesta el doble.

No voy a hablar de otros oficios, aunque en la mayoría de ellos existe. En nuestro sector, el diseño: HAY UNA PLAGA, una plaga de gente que no paga sus impuestos y que no colabora con los que estamos peleando día a día, no es solidaria y se aprovecha de nosotros. Gente que no es profesional y que deja la profesión a la altura del betún, que se carga un oficio sin ningún tipo de escrúpulos. Vecinos, primos, novios de primas, primas de novios… todos ellos son LA PLAGA. Son fáciles de identificar: están en su cueva, sin pagar impuestos, a bajo coste… así que tú, empresario, decide: ¿quieres seguir alimentando la plaga?

Esto es una denuncia pública a lo que está pasando, y una advertencia a ti que lo estás haciendo: el próximo paso lo haré de forma particular y dirigida, porque quiero que mis hijos tengan una sociedad lo más completa y lo menos corrupta posible.

¿Qué crees que pasará si seguimos alimentando el oportunismo y la piratería?, ¿volveremos a las cuevas?